Consejos para hidratarse en verano y estar en plena forma

Consejos para hidratarse en verano y estar en plena forma

Ha llegado el verano y las temperaturas han subido considerablemente. Ya es hora de comenzar a pensar en cambiar nuestros hábitos de consumo de líquidos, porque la deshidratación es un riesgo muy real y que puede dar problemas muy graves si nos descuidamos. Vamos a repasar alguno de los consejos que hay que tener en cuenta para mantener un buen nivel de hidratación durante estos meses estivales, en los que el ejercicio físico es más intenso y el calor provoca una mayor sudoración.

  • No hay que esperar a tener sed para beber. Aunque no tengamos la sensación de tener sed, el cuerpo va perdiendo agua y es necesario reponerla. A veces, no se produce la sensación de sed que nos avisa de que tenemos que beber. Aún así, hay que pensar que tenemos que beber al menos un vaso de agua cada poco tiempo, porque el agua se va consumiendo y es necesario reponerla. La necesidad de tener el cuerpo bien hidratado es fundamental, porque no podemos olvidar que el agua es el principal elemento que compone nuestro organismo y sin él, todo lo demás funciona mal.
  • Hay que tomar al menos dos litros y medio de líquidos al día. Aunque lo hemos oído muchas veces, no se refiere al agua que bebemos. Esos dos litros y medio de agua también entran gracias a los alimentos que consumimos. Si comemos frutas, como sandías, por ejemplo, estamos recibiendo una gran cantidad de agua. Pero aún así, esta cantidad es una media y hay que adecuarla a la actividad física y el calor. A más actividad física, más agua se consume y más hay que tomar para compensar su pérdida. También con el calor, ya que una deshidratación puede conllevar un golpe de calor y hacer que perdamos el conocimiento.
  • Si hay ejercicio, antes y después, agua. El agua es totalmente necesaria cuando hacemos ejercicio. Es importante beber antes de comenzar el ejercicio y consumir agua durante el mismo, si es largo o si hace demasiado calor. También hay que reponer líquido una vez se ha terminado de hacer ejercicio y evitar así que tengamos problemas de deshidratación. La falta de agua puede provocar calambres en los músculos e incluso que nos de un golpe de calor. Por cierto, has oído que la cerveza ayuda a hidratarse. Aunque está compuesta por agua, tiene alcohol, que no es nada aconsejable para rehidratarse y puede incluso causar más deshidratación.
  • En la playa, agua fresca. Cuando vamos a la playa, hay que llevar siempre una botella de agua para ir bebiendo cada poco. Es mejor tener una nevera portátil para tener el agua fresquita y poder disfrutar de esta refrescante bebida, completa, sana y totalmente necesaria cuando la necesitemos.

 

Y no hay que tener que ir pensando en ir a comprar las botellas de agua al super, ya que desde Aguacas te podemos servir agua a domicilio en Castellón, para que siempre tengas botellas y un dispensador listo para disfrutar del agua fresca que necesitas en el día a día. Llámanos al teléfono 964 10 39 40 y te contaremos cómo disfrutar en tu casa de la mejor agua del mercado, directamente hasta tu casa. ¡Te sorprenderemos!